#SoyPeriodista: me reinvento profesionalmente o “paren el mundo que me bajo”

La aparición de internet ha revolucionado nuestro mundo y está provocando cambios importantes tanto en la forma que tenemos de acceder a la información, de utilizar nuestro tiempo de ocio, nuestros hábitos de consumo, incluso en la forma en que nos conocemos y nos relacionamos. Esta profunda transformación también ha llegado al mercado laboral y a la búsqueda de empleo.

La primera realidad con la que nos encontramos en el caso de muchas profesiones, y en la de periodista también, es que el ejercicio de nuestra profesión como tal, ha cambiado. ¿Quiere esto decir que el periodismo ha muerto? No, no ha muerto, lo que ha muerto es la forma de ejercer la profesión tal y como la conocíamos, hemos pasado de trabajar en una redacción de un periódico o de una radio, a tener que llevar las estrategias digitales en una empresa, gestionar sus redes sociales o crear páginas webs. Esto va de la mano de una tendencia cada vez mayor en que la que el trabajo se hace de forma freelance, prestando nuestros servicios a pequeñas empresas y autónomos en trabajos por proyectos.

Esta transformación del mercado laboral lleva aparejado también que la búsqueda de empleo y de clientes por un lado, y la forma en que las empresas y reclutadores buscan a los candidatos por otro, sean también diferentes.
Saber cuáles son las nuevas reglas del juego y cómo debemos actuar ante este nuevo escenario laboral, nos puede ayudar a enfrentarnos con éxito en la búsqueda de nuevas oportunidades profesionales.

Si preguntamos a muchos compañeros cómo están buscando empleo la mayoría contestarán que enviando curriculums e inscribiéndose en portales de empleo. Pero si les preguntas si están en LinkedIn, tienen una web o escriben un blog, la mayoría te suele decir que no.

Según un Informe de Adecco-Infoempleo del año 2014 el “69% de los reclutadores utilizan las redes sociales para buscar candidatos”, y no sólo en las redes sociales, también buscan en internet, por lo que la información que encuentren de nosotros cuando nos “googleen” será determinante para la idea que se harán de nuestro perfil profesional.
Ante esta situación, ¿qué podemos hacer nosotros para posicionarnos? La clave está en trabajar lo que se conoce como marca personal, que no es más que poner en valor aquello que nos diferencia del resto.

Yo os propongo 10 pasos para empezar a trabajar vuestra marca. No tienen por qué hacerse de forma correlativa, se pueden intercalar, aunque la mejor opción es ir combinándolos todos a la vez.

1. Definirnos como profesionales. Este es sin duda el punto más complicado y el más importante de todos, ya que en un mundo cada vez más especializado nosotros debemos tener también una especialización. Se ha terminado la época de los periodistas generalistas y tendremos que decantarnos por el turismo, el marketing deportivo, el educativo….el que sea, margen hay para todos y para todo en la mayoría de los sectores. Y puestos a elegir, busquemos algo que nos guste, ya que vamos a tener que dedicarle mucho tiempo para formarnos en ese ámbito y necesitaremos grandes dosis de motivación, y no hay nada que motive más que aquello que nos gusta.

2. Marcar un objetivo y diseñar un estrategia para alcanzarlo. Es importante tener claro hacia dónde queremos ir, para que todo el esfuerzo y el trabajo que hagamos vaya en la misma dirección. Es muy habitual encontrar personas que hacen cursos de temática variada creyendo que así “abarcarán” más sectores, esa fórmula ya no funciona, ahora hay que ser “maestros en algo”.

3. Conocer el sector y a los que habitan en él. Tenemos que saber lo que hacen otros en el sector en que nos movemos, nuestra competencia directa, lo que ofrecen para poder buscar una alternativa diferente, ver cómo se mueven, cómo ser relacionan, cómo trabajan…

4. Aprender las habilidades que realmente necesitamos y no sólo acumular títulos. Hoy en día es imprescindible que dominemos herramientas necesarias para la gestión de redes sociales, la creación de páginas web, las plataformas de e-commerce… Mucha de esta foramción se pueden obtener de forma gratuita a través de la red.

 

marca_personal02
5. Networking. Necesitamos que nos conozcan para que sepan que estamos ahí, y una forma de darnos a conocer es a través de las redes sociales. En el mismo informe de Adecco-Infoempleo al que me refería antes se señala que el 78% de los reclutadores busca el perfil de LinkedIn de los candidatos.

6. Crear nuestra identidad digital a través de una web, un blog…. Para que cuando alguien ponga nuestro nombre en internet salga la información que nosotros queremos, no la que google decida. Hacemos marca personal para que cuando nos encuentren la información que tengan sea la que nosotros queremos.

7. Dar visibilidad a nuestro trabajo. Debemos contar lo que hacemos, sino nadie lo sabrá, y si nadie sabe lo que hacemos, tendremos menos opciones de conseguir contactos y las oportunidades profesionales que vienen con ellos. Además pensemos que hay gente que sí que se da a conocer y se está quedando con esas oportunidades, no porque sean necesariamente mejores que tú, si no porque ellos están y tú no.

8. Saltar de las redes sociales a las redes humanas. Las redes sociales son una buena herramienta para conseguir contactos, pero estos no se pueden quedar sólo en el mundo virtual, tenemos que dar el salto y desvirtualizarnos. Al igual que nadie te va a contratar sin una entrevista cara a cara, nadie te va a dar una oportunidad profesional porque sólo te tenga de amigo en Facebook.

9. Para recibir hay que dar. Estamos en una sociedad donde prima el conocimiento colaborativo y la gente comparte lo que sabe. Hacer colaboraciones con otros profesionales, ayudar a aquellos que están empezando, o llevar las redes sociales de una ong pueden ayudarnos a conseguir experiencia, a darnos a conocer o a mejorar nuestra reputación online.

10.Generar contenido. Si estamos especializados en un ámbito concreto cada vez nos iremos haciendo más expertos en dicha materia. Una forma de demostrar nuestra valía profesional es ponerla de manifiesto a través de un blog, el cual se irá convirtiendo en nuestro mejor currículum.

Ufff, después de haber leído esto muchos pensarán que esto lleva mucho trabajo, que no tienen tiempo, que por dónde empiezo. Si, no vamos a engañarnos, es muy complicado reorientarse profesionalmente diciendo adiós a una forma de trabajar que nos ha acompañado durante los últimos 5, 10 ó 20 años. Tenemos que aprender nuevas rutinas, nuevas herramientas de trabajo y adaptarnos a una nueva forma de comunicar. Pero no hay otra alternativa, el mundo ha cambiado y bien, podemos pararlo para bajarnos como decía Groucho Marx, o subirnos encima de él a los lomos de internet.

Contacta amb nosaltres

Gràcies per contactar. Et contestarem tan prompte ens siga posible.

Not readable? Change text. captcha txt